Cómo evitar ser víctima de un falso cerrajero

En los últimos tiempos muchas personas se dedican a realizar trabajos de cerrajería cuando en realidad no son profesionales. Si alguna vez te ha pasado caer en manos de estos estafadores que suelen cobrar un dineral y hacer mal su trabajo te contaremos a continuación cómo puedes reconocerlos y evitarlos.

 

Los cerrajeros falsos entregan sus facturas sin incluir el iva, es decir que sus facturas no son reales. Un cerrajero profesional debe realizar facturas del tipo B que brindan una garantía para que el mismo vuelva a hacer nuevamente el trabajo en el caso de que éste no haya funcionado.

 

Son muchas las tácticas que los cerrajeros falsos utilizan para engañar a las personas y suelen hacer publicidad mediante folletos que entregan puerta a puerta. Un cerrajero profesional siempre tendrá teléfono y un local ubicado en una calle específica.

 

Una buena opción es buscar a la persona en internet y leer los comentarios de la gente, podrás ver allí que opinan las demás personas que lo han contratado anteriormente.

 

Entre los certificados con los que deben contar se encuentra el UCES, emitido por la unión de cerrajeros de seguridad, también existe el de arbitraje de consumo, habitissimo, el de la comunidad de Madrid Asmace o el Lock security, entre otros. Antes de permitirle comenzar con el trajo y por supuesto antes de entregarle el dinero, solicitale al cerrajero que te muestre su certificado.

 

Una empresa seria y profesinal siempre te dará un presupuesto por anticipado. Es recomendable no entregar dinero hasta que el trabajo esté terminado y nunca olvides exigir la factura por el trabajo realizado.